Astronomía

¿Por qué la distribución de los asteroides descubiertos en 2010 tenía una modulación radial?

¿Por qué la distribución de los asteroides descubiertos en 2010 tenía una modulación radial?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Esta respuesta se vincula a uno de los excelentes videos de asteroides de Scott Manley Asteroid Discovery - 1970-2015 - resolución 8K. La animación resalta las posiciones de los meteoros en el momento de su descubrimiento, y al observar uno puede ver la tecnología mejorar y notar patrones a medida que los instrumentos apuntan en diferentes direcciones para evitar la luz del Sol y (al menos a veces) la Luna. (hay música, ajusta el volumen en consecuencia)

A menudo hay patrones en forma de abanico que muestran las direcciones en las que apuntan los telescopios más sensibles con campos de visión modestos.

Sin embargo, noté que solo durante el año 2010, aproximadamente entre los números de asteroides500,000y520,000hay estrías radiales a determinadas distancias del Sol. No veo que esto suceda en ningún otro momento durante el video.

¿Es esto solo un artefacto de renderizado o es real? Si es real, ¿qué causaría la modulación radial periódica de la sensibilidad, y solo en 2010?

nota 1: YouTube permite tasas de reproducción entre el 25% y el 200% y resoluciones de video variables. Encontré 25% y 1080p óptimos para mi conexión a Internet y mi pantalla actual.

nota 2: Para aquellos con GIF deshabilitados, una imagen es un GIF.

nota 3: La segunda imagen contiene varias capturas de pantalla recortadas que destacan la "modulación radial periódica de la sensibilidad" en la detección de asteroides durante 2010, con fines de aclaración.


Estoy bastante seguro de que el patrón radial encontrado en los datos es el resultado de SABIOLa cadencia de muestreo de aproximadamente 90 minutos (dictada por la órbita del satélite), la precisión astrométrica (aproximadamente 0,2 segundos de arco en las imágenes apiladas alrededor del lanzamiento, ver Wright et al.2010) y el número de parámetros libres para ajustar las órbitas de los asteroides en función de eso datos. Mira, en las imágenes reales, los asteroides aparecen como puntos de luz que cambian apreciablemente entre los fotogramas. IIRC, esperaban de 7 a 12 observaciones por asteroide. Entonces, tiene 10 observaciones de aproximadamente 15 horas para fijar los parámetros orbitales del asteroide alrededor del sol. Como puede imaginar, habrá más parámetros de los que se pueden ajustar perfectamente con una sola pasada en este conjunto de datos.

En una suposición: está relacionado con la cuantificación en las estimaciones de incertidumbre y cómo eso se alimenta al algoritmo de ajuste de órbita.

No conozco los detalles detrás de las bandas, pero apuesto a que está relacionado con la precisión numérica utilizada en el procesamiento inicial de los datos. Han refinado las órbitas desde que usaron observaciones de pases separados por ~ 6 meses, o han modificado la forma en que manejan la precisión numérica en sus mediciones astrométricas desde entonces. Es más probable lo primero, pero estoy seguro de que si le preguntaras a Amy Mainzer (investigadora principal de NEOWISE y jefa de la parte de búsqueda de asteroides de la misión), Roc Cutri (jefe de la parte del equipo de creación de bases de datos y procesamiento de datos) cualquiera de las personas del equipo de Mainzer, podrían contarte más.

Antecedentes relevantes: yo era estudiante de posgrado de Ned Wright (investigador principal original de SABIO), y me pidió que diseñara y probara un algoritmo de búsqueda de asteroides en el período previo al lanzamiento (finalmente no lo usamos; escalaba como $ N ^ 2 $, IIRC, y los esfuerzos existentes en la literatura escalaban como $ log (N) $ o $ N log (N) $). Terminé trabajando con la parte extragaláctica del equipo, de ahí mi incertidumbre sobre los detalles precisos de lo que hizo el equipo del sistema solar. Creo que les pregunté sobre las rayas durante una presentación, pero no recuerdo la respuesta, así que estoy bastante seguro de que la respuesta fue mundana e inevitable.


La respuesta se basa en un malentendido de la pregunta, que se dejó aquí porque contiene algunos antecedentes útiles sobre WISE.

La en forma de pastel Los patrones que comenzaron en 2010 son resultados de la misión WISE (ver la descripción del video). La radial El patrón dentro de esas formas de pastel no se explica por mi respuesta.

El Explorador de Levantamientos Infrarrojos de Campo Amplio de la NASA (WISE) es un telescopio espacial lanzado en 2009 para mapear todo el cielo en longitudes de onda infrarrojas.

WISE tomó imágenes de todo el cielo dos veces antes de quedarse sin refrigerante en 2010. Luego realizó una breve misión llamada NEOWISE, para observar objetos cercanos a la Tierra (NEO), como asteroides y cometas, durante cuatro meses antes de ser puesto en hibernación en febrero de 2011. Menos de tres años después, en diciembre de 2013, el telescopio se reactivó para continuar su misión NEOWISE. Ese trabajo continúa hoy.

Mirando a WISE:

puedes ver que el telescopio es perpendicular a los paneles solares, por lo que tenderá a mirar objetos perpendiculares a la línea Tierra-Sol, lo que provoca las bandas brillantes que ves en el video.

https://www.space.com/33659-wise-space-telescope.html


El efecto ya es visible en el primer video lanzado en 2010: https://www.youtube.com/watch?v=S_d-gs0WoUw

Por lo que vale, intenté descargar el astorb.dat más reciente y trazarlo, pero no pude ver el efecto allí. Por lo tanto, es muy posible que los asteroides de 2010 se basaran en datos preliminares de WISE y no fueran tan precisos, y los videos posteriores no actualizaron las animaciones anteriores.

Y de hecho, de los comentarios del video de 2010:

odiseo9672: @szyzyg Hablé con el profesor Wright, el investigador principal del proyecto, y me explicó que el trazado de bandas se debe al Minor Planet Center que utiliza una técnica de adaptación aproximada a los datos de WISE. Creo que el razonamiento de esto (hemos dejado comentarios aprobados por Ned aquí) es que los datos de WISE tienen una línea de base de tiempo relativamente corta (~ 24 a 48 horas), por lo que los errores en los ajustes orbitales serán bastante grandes de todos modos, por lo que no tiene sentido refinarlo mucho más allá de lo que admitirán las barras de error.

Scott Manley: @ odysseus9672 Me alegro de escuchar una explicación, esto prácticamente confirma mis sospechas y me hace preguntar cuántos de los objetos es probable que se pierdan nuevamente en el futuro. La mayoría de los objetos descubiertos en el escaneo del borde de ataque en enero habrán pasado por oposición con la Tierra y la mayoría de las órbitas no se han refinado. Es de esperar que la segunda pasada de la encuesta WISE comience a obtener arcos más largos en algunos de estos, pero WISE se quedará sin refrigerante antes de que pueda observar cada asteroide dos veces.


Por fin se descubre el primer asteroide compañero de la Tierra

Se ha descubierto el primero de un tipo de asteroide compañero de la Tierra buscado durante mucho tiempo, una roca espacial que siempre baila frente al planeta a lo largo de su trayectoria orbital, un poco más allá de su alcance.

El asteroide, llamado 2010 TK7, tiene casi 1,000 pies (300 metros) de ancho y actualmente lidera la Tierra en aproximadamente 50 millones de millas (80 millones de kilómetros).

El asteroide es el primero en una categoría conocida como Troyanos de la Tierra, una familia de rocas espaciales que podrían ser más fáciles de alcanzar que la Luna, aunque sus asteroides miembros pueden estar docenas de veces más distantes, dijeron los investigadores. Dichos asteroides, que durante mucho tiempo se sospecharon pero no se confirmaron hasta ahora, podrían algún día ser destinos valiosos para misiones, especialmente cargados como podrían estar con elementos raros en la superficie de la Tierra, agregaron. [Foto y órbita del asteroide 2010 TK7]

Para imaginar dónde están los asteroides troyanos, imagine el sol y la Tierra como dos puntos en un triángulo cuyos lados tienen la misma longitud. El otro punto de dicho triángulo se conoce como punto de Troya, o punto de Lagrange en honor al matemático que los descubrió. El sol y la Tierra tienen dos de esos puntos, uno delante de la Tierra, conocido como su punto L-4, y el otro detrás, su punto L-5.

El sol y otros planetas también tienen puntos lagrangianos, y se han visto asteroides en los que el sol comparte con Júpiter, Neptuno y Marte. Los científicos habían sospechado durante mucho tiempo que el sol y la Tierra también tenían troyanos, pero estos compañeros habitarían principalmente en el cielo diurno visto desde la Tierra, lo que los ocultaba en gran medida a la luz del sol.

Ahora, con la ayuda del satélite Wide-field Infrared Survey Explorer (WISE) lanzado en 2009, los astrónomos han descubierto el primer troyano probable de la Tierra, una roca que pasa su tiempo en el punto L-4 sol-Tierra.

El primer asteroide troyano de la Tierra

El asteroide 2010 TK7 tiene una órbita caótica y extraña.

Los asteroides troyanos normalmente no orbitan directamente en los puntos lagrangianos, sino en bucles en forma de renacuajo a su alrededor, debido a la atracción gravitacional de otros cuerpos del sistema solar. Sin embargo, la órbita del renacuajo de la TK7 de 2010 es inusualmente grande, a veces llevándola casi hasta el lado opuesto del sol desde la Tierra. [Fotos: asteroides en el espacio profundo]

"Este tiene un comportamiento mucho más interesante de lo que pensé que encontraríamos", dijo a SPACE.com el coautor del estudio, Martin Connors, astrónomo de la Universidad de Athabasca en Canadá. "Parece hacer cosas nunca antes vistas para los troyanos. Aún así, tuvo que tener algún tipo de comportamiento extremo para moverlo lo suficientemente lejos de su punto lagrangiano como para estar dentro de nuestra vista".

Connors y su equipo comenzaron la búsqueda de un troyano terrestre utilizando datos del proyecto de búsqueda de asteroides y cometas de WISE, llamado NEOWISE, que lleva el nombre de Objetos cercanos a la Tierra y WISE.

El telescopio WISE escaneó todo el cielo en luz infrarroja desde enero de 2010 hasta febrero de 2011, una búsqueda que resultó en dos candidatos, uno de los cuales, 2010 TK7, se confirmó como un troyano terrestre después de observaciones de seguimiento en Canadá-Francia- Telescopio de Hawaii en Mauna Kea, Hawaii.

Los investigadores han calculado la órbita del asteroide lo suficientemente bien como para comprender dónde estará durante los próximos 10,000 años: 2010 TK7 no se acercará a la Tierra a menos de 12,4 millones de millas (20 millones de kilómetros), que es más de 50 veces la distancia de la Tierra a la luna.

"Es como si la Tierra estuviera jugando a seguir al líder", dijo Amy Mainzer, investigadora principal de NEOWISE en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, que no formó parte del estudio. "La Tierra siempre está persiguiendo a este asteroide".

El hecho de que el comportamiento de 2010 TK7 sea lo suficientemente caótico como para alejarlo bastante de su punto troyano bastante estable sugiere que está solo marginalmente atrapado allí, tal vez solo recientemente ha sido alterado de su posición original. Los investigadores ejecutarán más modelos informáticos de su órbita para averiguar qué sucedió, dijo Connors.

El asteroide 2010 TK7 puede ser el primer asteroide troyano terrestre confirmado, pero se sabe que existen varias rocas espaciales en órbitas relativamente estables en los vecindarios de nuestro planeta. Incluyen los asteroides Cruithne y 2010 SO16, que tienen vastas órbitas en forma de herradura, y al menos otros dos. Pero ninguno de estos otros asteroides se ha conformado para ser troyanos terrestres.

Todavía muy desconocido

Hasta ahora, 2010 TK7 no tiene un nombre formal. "Su órbita debe definirse antes de que se considere un nombre, por lo que tomará un par de años más de observaciones antes de que el equipo de WISE pueda darle una", dijo Connors.

Aún no se dispone de información sobre el color del TK7 de 2010 que arroje luz sobre su composición. En principio, los asteroides podrían tener una composición similar a la de la Tierra, pero como son más pequeños se habrían enfriado más rápido, lo que significa que las sustancias más pesadas no habrían tenido tiempo de hundirse en sus centros como lo hicieron en nuestro planeta.

Como tal, los elementos que son poco comunes en la superficie de la Tierra podrían ser más accesibles en los asteroides.

"Podríamos estar extrayendo estas cosas algún día", dijo Connors.

Desafortunadamente, 2010 TK7 no es un buen objetivo porque viaja por encima y por debajo del plano de la órbita de la Tierra, lo que significa que requeriría grandes cantidades de propulsor para alcanzarlo. Sin embargo, si existen otros troyanos terrestres, podrían resultar más accesibles.

Ahora que los investigadores han encontrado uno, "te hace querer preguntarte si hay más", dijo Connors. Señaló que, con suerte, el conjunto de telescopios y cámaras del Telescopio de reconocimiento panorámico y el sistema de respuesta rápida (Pan-STARRS) destinados a detectar objetos cercanos a la Tierra podría aumentar.

Los científicos detallaron sus hallazgos en la edición del 28 de julio de la revista Nature.


El hielo de agua común en los asteroides, sugiere el descubrimiento

Los científicos han descubierto agua helada en un asteroide por segunda vez, lo que sugiere que es más común en las rocas espaciales de nuestro sistema solar de lo que se pensaba anteriormente.

Dos equipos de investigación han encontrado evidencia de hielo de agua y moléculas orgánicas en el asteroide 65 Cybele, solo seis meses después de descubrir las mismas cosas en una roca espacial diferente, el asteroide 24 Themis, por primera vez. Los resultados sugieren que los asteroides pueden haber entregado gran parte de estos materiales esenciales para la vida a la Tierra primitiva, dijeron los investigadores.

"Este descubrimiento sugiere que esta región de nuestro sistema solar contiene más agua helada de lo previsto", dijo Humberto Campins, de la Universidad de Florida Central, en un comunicado. "Y apoya la teoría de que los asteroides pueden haber golpeado la Tierra y haber traído a nuestro planeta su agua y los componentes básicos para que se forme y evolucione la vida aquí".

Los investigadores analizaron la luz solar que rebota en 65 Cybele, que tiene un diámetro de aproximadamente 180 millas (290 kilómetros) y gira alrededor del sol en el cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter.

Los equipos utilizaron dos instrumentos diferentes de la NASA: la Instalación del Telescopio Infrarrojo en la cima de Mauna Kea en Hawai y el Telescopio Espacial Spitzer. Los telescopios recogieron las firmas reveladoras del hielo de agua y sólidos orgánicos complejos en la superficie de la roca espacial, dijeron los investigadores.

No encontraron grandes capas de hielo: la capa de hielo del asteroide probablemente tiene menos de una micra de espesor, dijo Campins a los periodistas hoy (8 de octubre) durante la 42a reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Estadounidense en Pasadena, California.

La capa de hielo probablemente también sea muy inestable, dijo Campins, por lo que probablemente solo haya cubierto la roca espacial durante unos pocos miles de años. El equipo de investigación no está seguro de dónde vino, pero una posibilidad es el subsuelo del asteroide.

Si el hielo efectivamente migró desde el interior de Cibeles, el agua podría ser primordial, dijo Campins, restos de las primeras etapas de la formación de nuestro sistema solar. Pero eso es solo especulación en este momento.

"Tenemos una detección y estamos empezando a descubrir cuáles son las características físicas y la abundancia de este hielo", dijo Campins.

Cambiando nuestra visión de los asteroides

El descubrimiento de hielo de agua en 24 Themis, anunciado en abril de 2010 por los mismos dos equipos de investigación, cambió las perspectivas de muchos científicos sobre los asteroides. [5 razones para preocuparse por los asteroides]

El asteroide 24 Themis reside en la misma región del cinturón de asteroides que 65 Cybele. Muchos científicos habían pensado que los asteroides en esta parte del cinturón estaban demasiado cerca del sol para transportar agua helada.

Estos asteroides pueden haber estado cubiertos de hielo hace mucho tiempo durante la juventud del sistema solar, se pensaba, pero el agua de su superficie ya debería haberse evaporado.

Encontrar hielo de agua en tales rocas espaciales ahora, 4.600 millones de años después del nacimiento del sistema solar, sugiere que los asteroides pueden haber entregado gran parte del agua que llena los océanos de la Tierra, y quizás algunas de las complejas moléculas orgánicas que sirvieron como los componentes básicos de la vida aquí. , han dicho los científicos.

La Tierra ha experimentado una historia violenta, habiendo sido bombardeada por rocas espaciales durante gran parte de su vida. En particular, se cree que una gran roca se estrelló contra la Tierra hace unos 4.500 millones de años, derribando un trozo gigante de material que finalmente se convirtió en nuestra luna.

En ese punto, la colisión habría calentado tanto las cosas que cualquier agua en la Tierra se habría vaporizado. Entonces, ¿cómo se formaron los océanos?

Los cometas contienen una gran cantidad de hielo de agua, pero no son candidatos ideales para llenar los primeros océanos de la Tierra. El agua de los cometas tiende a ser de una naturaleza diferente (sus átomos están en una configuración diferente) que la mayor parte del agua de la Tierra, han dicho los científicos.

Los nuevos resultados refuerzan el caso de los asteroides como portadores de agua para la Tierra primitiva. En los primeros días del sistema solar, los asteroides probablemente chocaban contra la Tierra con mucha más frecuencia que en la actualidad, han dicho los investigadores. Si muchos asteroides estuvieran un poco helados, la Tierra podría haber recibido bastante agua, agregaron.

El descubrimiento también puede ser una bendición para el nuevo programa de exploración espacial de la NASA, que tiene como objetivo enviar astronautas a visitar un asteroide cercano a la Tierra para 2025.

La investigación ha sido aceptada para su publicación en la revista Astronomy and Astrophysics.


Lluvia de meteoros Gemínidas 2010: ¿Por qué se está haciendo pedazos el asteroide Phaethon?

La lluvia de meteoros Gemínidas 2010 llega a su clímax entre la medianoche del lunes y el amanecer del martes. Pero el espectáculo también plantea una pregunta: ¿Por qué se está rompiendo el asteroide que abastece a los meteoritos?

La lluvia de meteoros Gemínidas para 2010 alcanza su punto máximo durante la noche del lunes con lo que promete ser un espectáculo espectacular para los observadores del cielo que se encuentran bajo cielos claros y oscuros con una vista sin obstáculos del horizonte.

Según algunas estimaciones, la lluvia de meteoros Geminid, llamada así porque al observador le parece que emana de la constelación de Géminis, podría producir hasta 120 estrellas fugaces por hora para quienes la observen en condiciones ideales de visualización entre la medianoche y el amanecer del martes.

Para los aficionados a la astronomía, las Gemínidas suelen ofrecer el mejor espectáculo de lluvia de meteoritos del año. Para algunos astrónomos, sin embargo, la pantalla y su fuente, un asteroide conocido como 3200 Phaethon, representan algo así como un misterio: de dónde vino este asteroide y por qué parece que se está desprendiendo como un golden retriever, algo que los asteroides generalmente no hacen. ¿hacer?

"Todo es muy extraño", dice David Jewitt, astrónomo de la Universidad de California en Los Ángeles que estudia cometas y asteroides.

Phaethon es un asteroide cercano a la Tierra, un objeto de unas tres millas de ancho cuya órbita alrededor del sol cada 1,4 años lo acerca a la órbita de la Tierra y a menos de 13 millones de millas del sol, muy dentro de la órbita de Mercurio.

Los astrónomos descubrieron Phaethon en 1983 utilizando un telescopio infrarrojo espacial conocido como IRAS. Una vez que los investigadores calcularon la órbita del asteroide, el difunto astrónomo y especialista en cometas Fred Whipple notó que su trayectoria coincidía con la de la corriente de escombros que genera la lluvia de Gemínidas.

Eso pareció resolver un problema, explica el Dr. Jewitt, ya que hasta entonces nadie había identificado una fuente del material que forma las Gemínidas.

Las lluvias de meteoros generalmente provienen del polvo y las rocas que arrojan los cometas cuando se acercan al sol. Se calientan, los hielos que transportan pasan del hielo al gas y, a medida que el gas se ventila a través de la superficie del cometa, transporta polvo y escombros. Nadie había podido asociar un cometa con la corriente de escombros de las Gemínidas.

Pero eso planteó otra pregunta: ¿Por qué se está desprendiendo Faetón? Los asteroides no suelen hacer eso. Los astrónomos buscaron señales de que podría tener un pequeño halo de gas a su alrededor, similar al "coma" de un cometa. Pero no apareció ninguno. De hecho, a lo largo de los años, el objeto no ha arrojado evidencia de actividad que pudiera expulsar material.

Luego, el año pasado, el Dr. Jewitt y su colega Jing Li recibieron una alerta de otro colega de que Faetón se había iluminado repentinamente cuando se acercó más al sol.

Jewitt y el Dr. Li capturaron imágenes de Phaethon con la nave espacial STEREO-A de la NASA, una de las dos sondas para observar el sol. Observaron el brillo y propusieron que el destello de Faetón ocurrió cuando arrojó material rocoso fracturado por el calor de su proximidad al sol.

En efecto, dicen los investigadores, el objeto es un "cometa de roca" en lugar de un cometa helado "bola de nieve sucia" o "bola de tierra nevada". El dúo publicó sus resultados en noviembre en el Astronomical Journal.

En cuanto a los orígenes de Phaethon, otro equipo dirigido por Julia María de León Cruz en el Instituto de Astrofísica de Andalucía en Granada, España, sugiere que Phaethon puede ser un chip de Pallas, un asteroide de 340 millas de ancho en el cinturón de asteroides principal, que rodea el sol entre Marte y Júpiter.

Aunque Phaethon y Pallas no comparten el mismo color general, una pista inicial en cuanto a la composición de su superficie, Phaethon sí comparte firmas espectrales más detalladas de otros nueve asteroides más pequeños cerca de Pallas que están asociados con él. Ellos postulan que Faetón y sus nueve hermanos constituyen los escombros que quedaron de una colisión entre Pallas y otro objeto en un evento que habría tallado un cráter considerable en Pallas.

El equipo de Granada publicó su estudio en abril en la revista Astronomy and Astrophysics.

Aún no está claro si Faetón está arrojando suficiente material para reabastecer continuamente la corriente de meteoros Gemínidas, reconoce Jewitt. El arroyo tiene unos 1.000 años. Faetón tendría que sufrir al menos 10 eventos de desprendimiento de este tipo en cada órbita durante ese tiempo para proporcionar suficiente material para sostener la lluvia de Gemínidas que los humanos observamos hoy. Hasta ahora, los astrónomos han observado solo uno.

En términos más generales, Phaethon podría estar abriendo una ventana a un proceso poco entendido que marca el final de la línea para muchos asteroides y cometas.

"Sabemos que los cuerpos pequeños pueden destruirse de diferentes formas", dice Jewitt. Las colisiones pueden romperlos. Los cometas pueden quedarse sin gas y sus núcleos se convierten en cascos oscuros que orbitan alrededor del sol. Los asteroides y los cometas pueden terminar en ardientes inmersiones en el sol. Y los cometas pueden ser interrumpidos por la gravedad de los planetas y romperse.

Sin embargo, con Phaethon, los astrónomos pueden estar presenciando lo que Jewitt llama desintegración espontánea. "Es una descomposición física", dice. "Se hacen pedazos, por razones que no están claras".

No es un futuro prometedor desde la perspectiva de Phaethon. Pero para los terrícolas, ese desmoronamiento en cámara lenta puede dar un buen espectáculo.


Cerca de la Tierra El asteroide 2010 GU21 se abalanza sobre la Tierra el 5 de mayo

El Asteroide Cercano a la Tierra (NEA) 2010 GU21 fue descubierto por Catalina Sky Survey el 5 de abril de 2010 (MPEC 2010-G55) y ha sido designado como Asteroide Potencialmente Peligroso (PHA) por el Minor Planet Center. El asteroide pasará aproximadamente a 8 distancias lunares el 25 de mayo de 2010 UT & # 8230 ¿Pero por qué esperar cuando tenemos a Joe Brimacombe de nuestro lado?

Se supone fotométricamente que 2010 GU21 es un asteroide de tipo X y con un albedo muy bajo & # 8230 tan tenue, de hecho, que solo se maneja alrededor de una magnitud 18. Sin embargo, si le das a Joe una señal de magnitud 18, él & # 8217 te enviará volver una imagen! Solo mira lo rápido que viaja esta cosita loca & # 8230.

Y por el amor de Dios, ¡no se tome el impacto en serio! Si bien las distancias de ocho lunas (aproximadamente dos millones de millas) están muy cerca en términos astronómicos, estamos bastante seguros en lo que respecta a la distancia física. Pero, con solo un par de millones de millas que nos separan, este sería un gran momento para el período de rotación de orientación y estudio de radar (NEA) 2010 GU21 & # 8217s. Además, también está en la lista del Delta-v para el encuentro de naves espaciales con todos los asteroides cercanos a la Tierra conocidos.

Mientras tanto, con sólo dos días hasta el acercamiento más cercano de 2010 GU21 & # 8217, es mejor que mantenga los pagos de su automóvil y aún planee mantener esas promesas de fin de semana. Es divertido conjeturar lo que podría pasar si estuviera un poquito más cerca & # 8230

¡Muchas gracias a Joe Brimacombe por compartir este increíble video con nosotros!


Respuestas y respuestas

Las características más destacadas en la Figura 1B son (i) las tierras altas densamente cráter, particularmente en el lado cercano sur y el lado lejano centro-norte de la Luna, (ii) el interior y los alrededores de cuencas de impacto estratigráficamente jóvenes, especialmente Orientale, y (iii) regiones de yeguas, que tienen las densidades de cráteres más bajas de la Luna.

Interpreto que muestra una correlación significativa entre las tierras altas y la densidad de los cráteres, tal vez porque no hubo un flujo de lava posterior para llenar los cráteres más antiguos.

Desafortunadamente, esa vista y mi navegador no están de acuerdo con las imágenes, por lo que no puedo verlas, se muestran como archivos .JPG de longitud cero.

Un amigo me envió este papel:

& quotElectrical Phenomena on the Moon and Mars & quot, que fue presentado en la Reunión Anual de la ESA sobre Electrostática 2010, dice:

& quot. Las mediciones durante las misiones Apolo, junto con datos más recientes de naves espaciales orbitales, indican que hay procesos de carga activos y dinámicos que ocurren en y cerca de la superficie lunar. Una posible consecuencia de la actividad eléctrica lunar dinámica puede ser la levitación y quizás el transporte a gran escala de polvo lunar. .. & quot
http://www.electrostatics.org/images/ESA2010_A1_Delory.pdfc

Me preguntaba ¿no es al menos posible que ocurran eventos de descargas estáticas en la luna que puedan confundirse con los impactos de asteroides?

La tierra no ofrece mucho blindaje radial. La distancia entre la tierra y la luna es simplemente demasiado grande. La tierra se extiende aproximadamente a 2 grados de cielo desde la luna, eso es aproximadamente .06% del cielo. Apenas lo suficiente como para marcar una diferencia significativa en los impactos.

Si solo está considerando la dirección radial, entonces la gravedad de la Tierra doblaría el camino de los asteroides entrantes, por lo que habría más impactos desde esa dirección que si la Tierra no hubiera estado presente.

A partir de los 18 segundos, el video muestra varios impactos grabados y luego analiza el más grande, el

Impacto de meteorito equivalente a TNT de 5 kilotones del 17 de marzo de 2013 3 h 50 min 542,7 s

Considere esta explicación simple de la brecha central y que no hubo observaciones de impactos en los polos. . . es un artefacto del proceso de observación (el CCD y el sistema de telescopio tienen un campo de visión limitado).

y aquí tienes una & quot vista limpia & quot de un artista.

En realidad, si calcula la geometría, la tierra no es un gran escudo. En términos generales, si la luna fuera del tamaño de una pelota de béisbol, ¡la tierra tendría el tamaño de una pelota de fútbol a 22,5 pies de distancia!

Incluso teniendo en cuenta los efectos gravitacionales, la luna no está bien protegida por la tierra.

De hecho, el informe al que se hace referencia en spareine explica la brecha central y que no hay impactos registrados cerca de los polos. . . no estaban mirando allí.

Aquí hay un collage de capturas de pantalla del video de la NASA al que hice referencia. . . el campo de visión solo incluye menos de la mitad de la Luna.

En realidad, si calcula la geometría, la tierra no es un gran escudo. En términos generales, si la luna fuera del tamaño de una pelota de béisbol, ¡la tierra tendría el tamaño de una pelota de fútbol a 22,5 pies de distancia!

Incluso teniendo en cuenta los efectos gravitacionales, la luna no está bien protegida por la tierra.

Tienes que hacer el cálculo correcto para obtener la respuesta correcta aquí y no estoy muy seguro de qué es relevante. El modelo de balón de fútbol / balón base es bueno para empezar. Mirando hacia arriba desde la Luna, verá el disco de la Tierra oscureciendo aproximadamente el 0.02% del cielo (el mismo hemisferio todo el tiempo). Sugiero que es el efecto de sombra. Parece muy bajo. ¿es eso posible? ¿Podría detectarse eso?

Al tratar la Luna como un disco (como en las imágenes), la distribución aparente no se vería afectada por la curvatura. ¿O no quisiste decir lo que pensé que querías decir?

Tienes mi punto correcto. Un hemisferio completo tiene un ángulo sólido de 2pi estereorradianes (6.2823 Sr). Desde la luna, el ángulo sólido de la tierra es de aproximadamente 0,000957 Sr, que es aproximadamente el 0,015% de un hemisferio.

Imagínese una armadura corporal que solo cubriera el 0.015% de su cuerpo. Eso es aproximadamente un disco de 2 pulgadas en algún lugar de su cuerpo.

De hecho, la Tierra tiene un efecto de protección insignificante con respecto a los impactos en la Luna. Revisa mi publicación anterior y la publicación de spareine. No se registraron impactos en el meridiano central ni en los polos porque no miraron allí.


Asteroide tipo M

Asteroides de tipo M son asteroides de composición parcialmente conocida, son moderadamente brillantes (albedo 0.1-0.2). Algunos, pero no todos, están hechos de níquel-hierro, ya sea puro o mezclado con pequeñas cantidades de piedra. Se cree que son piezas del núcleo metálico de asteroides diferenciados que fueron fragmentados por impactos, y se cree que son la fuente de meteoritos de hierro. Los asteroides de tipo M son el tercer tipo de asteroide más común.

También hay tipos M cuya composición es incierta. Por ejemplo, 22 Kalliope tiene una densidad conocida con precisión que es demasiado baja para un objeto metálico sólido o incluso una pila de escombros de metal: una pila de escombros de hierro-níquel metálico necesitaría aproximadamente un 70% de porosidad, lo cual es inconsistente con las consideraciones de empaque. 22 Kalliope y 21 Lutetia tienen características en sus espectros que parecen indicar la presencia de minerales de hidratación [2] y silicatos, [3] albedos de radar anormalmente bajos inconsistentes con una superficie metálica, [4] así como características más en común con C -tipo asteroides. Una variedad de otros asteroides de tipo M no encajan bien en una imagen de cuerpo metálico.

Los espectros de tipo M son planos a rojizos y, por lo general, carecen de características grandes, aunque a veces están presentes características sutiles de absorción de más de 0,75 μm y menos de 0,55 μm. [5]

16 Psyche es el asteroide de tipo M más grande y parece ser metálico. La nave espacial Psyche está programada para visitar 16 Psyche. 21 Lutetia, un cuerpo anómalo, probablemente no metálico, fue el primer asteroide de tipo M en ser fotografiado por una nave espacial cuando la sonda espacial Rosetta lo visitó el 10 de julio de 2010. Otro asteroide de tipo M, 216 Kleopatra, fue fotografiado por radar del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, y tiene forma de hueso de perro. [6]

El tipo M era uno de los tres tipos básicos de asteroides en las primeras clasificaciones (los otros eran los tipos S y C), y se pensaba que indicaba un cuerpo metálico. [ cita necesaria ]


La evolución de los cinturones de radiación de Saturno modulada por cambios en la difusión radial

Los planetas globalmente magnetizados, como la Tierra 1 y Saturno 2, están rodeados por cinturones de radiación de protones y electrones con energías cinéticas en el rango de un millón de electronvoltios. El cinturón de protones de la Tierra se abastece localmente de los rayos cósmicos galácticos que interactúan con la atmósfera 3, así como del lento transporte radial hacia adentro 4. Su intensidad muestra una relación con el ciclo solar 4,5 y abandonos abruptos por tormentas geomagnéticas 6,7. Los cinturones de protones de Saturno son más simples que los de la Tierra porque los rayos cósmicos son la principal fuente de protones energéticos 8 sin prácticamente ninguna contribución del transporte interno, y estos cinturones pueden, por lo tanto, actuar como un prototipo para comprender los cinturones de radiación más complejos. Sin embargo, la dependencia del tiempo de los cinturones de protones de Saturno no se había observado en escalas de tiempo lo suficientemente largas como para probar los mecanismos de conducción sin ambigüedades. Aquí analizamos la evolución de los cinturones de protones de Saturno durante un ciclo solar utilizando mediciones in situ del orbitador Cassini Saturno y un modelo numérico. Encontramos que la intensidad en los cinturones de radiación de protones de Saturno generalmente aumenta con el tiempo, interrumpida por períodos que duran más de un año y la intensidad está disminuyendo gradualmente. Estas observaciones son incompatibles con las predicciones basadas en una modulación en la fuente de rayos cósmicos, como podría esperarse 4,9 basándose en la evolución de los cinturones de protones de la Tierra. Demostramos que las pérdidas de intensidad de Saturno son el resultado de pérdidas debidas a cambios abruptos en la difusión radial magnetosférica.

Las muy bajas intensidades en la luna LLas conchas indican que los cinturones de Saturno no son abastecidos por el transporte interno de estas partículas a través de las órbitas lunares. En cambio, los protones del cinturón de radiación son producidos por la interacción de los rayos cósmicos galácticos (GCR) con la materia, como ocurre en la Tierra: durante el proceso de desintegración de neutrones del albedo de rayos cósmicos (CRAND) 3,8, GCR (principalmente protones GeV) que son no desviado por el campo magnético del planeta 12 puede impactar directamente los anillos y / o la atmósfera del planeta. This impact produces secondary particles (at MeV energies), including neutrons that can decay to protons rapidly and populate the radiation belts.


Four Asteroids Are Buzzing Earth in Flybys Today (But Don't Worry)

Three of them were discovered within the last 24 hours.

At least four potentially hazardous asteroids are making close approaches to Earth today (Oct. 1). Though the space rocks won't be near enough to our planet to cause any harm, three of the asteroids were discovered just hours before whizzing by the Earth-moon system — not much time to prepare for an emergency response had they been in fact on a collision course.

Asteroid 2019 SM8 was discovered by astronomers at the Mount Lemmon Observatory in Arizona on Monday (Sept. 30) and flew by Earth today at approximately 9:56 a.m. EDT (1356 GMT), according to NASA. At its closest, it was about 99,000 miles (159,000 kilometers) from Earth, or slightly less than half the average distance between Earth and the moon. NASA estimated that this asteroid is about 16 feet (4.8 meters) in diameter, about the size of an SUV.

Just over an hour later, another newly discovered asteroid made a close approach to Earth, but this one kept a bit more distance. Asteroid 2019 SE8 was also first discovered at Mount Lemmon just a few hours before it made its closest approach to Earth on Oct. 1 at approximately 11:12 a.m. EDT (1512 GMT). At its closest, the asteroid was about 674,000 miles (1.1 million kilometers) from Earth. That's nearly three times the average Earth-moon distance, so this rock didn't pose much of a threat. Asteroid 019 SE8 is a bit bigger than the last asteroid, and NASA estimates that it's about 47 feet (14 meters) across.

Later tonight, yet another newfound asteroid, 2019 SD8, will pass about 331,000 miles (532,000 km) from Earth at 10:29 p.m. EDT (0229 GMT on Oct. 2). This space rock was found by the Catalina Sky Survey in Tucson, Arizona, also just a day before its close approach to Earth. At about 38 feet (12 m) wide, it's the size of a city bus.

Asteroid 2018 FK5 is the only known asteroid flying by Earth today that NASA already knew about long before its arrival. This rock is also the most distant one: passing more than 3 million miles (5 million km) from Earth tonight at 6:56 p.m. EDT (2256 GMT). Astronomers at Mt. Lemmon discovered this 24-foot-wide (7 m) asteroid just two days before it flew by Earth in March 2018.

Though none of these asteroids had much of a chance of hitting Earth today, NASA still classifies them as "potentially hazardous asteroids" because the rocks could still pose a threat in the future when their orbits intersect with Earth's again. NASA and other institutions around the world are actively scanning the skies for dangerous asteroids, working on ways to stop an asteroid in its tracks, and coming up with an emergency response plan&ndash all to help Earth be more prepared for asteroid threats.


Ph.D. Theses (1966-Present)

Año Autor Thesis Title Imagen
2021 Louie, Dana Optimizing JWST Exoplanetary Atmospheric Characterization Through Prioritization and Validation of TESS-Discovered Exoplanets and Panchromatic Studies
2020 Steele, Amy Circumstellar Material On and Off the Main Sequence
2020 Rogoszinski, Zeeve The Tilts and Spins of Planets and Moons
2020 Rimlinger, Thomas Resonances in Ring, Satellite, and Planetary Systems
2020 Gatkine, Pradeep From Nanometers to Light Years: Exploration of the Early Universe with Gamma-Ray Bursts and Development of Photonics Spectrographs for Astronomy
2020 Stone, Myra The Cool Side of Galactic Winds: Exploration with HERSCHEL-PACS and SPITZER-IRS
2019 Afrin Badhan, Mahmuda Above the Clouds: 1-D Modeling of Observations of Tidally Locked Extrasolar Worlds
2019 Wang, Qian Shocks and Cold Fronts in Galaxy Clusters -- Probing the Microphysics of the Intracluster Medium
2018 Liu, Tingting The Search for Supermassive Black Hole Binaries in the Time Domain
2018 Hung, Tzu-Yu Sifting for Sapphires in the Transient Sky: the Search for Tidal Disruption Events In the Optical Time Domain
2018 Hogg, James Accretion Physics Through the Lens of the Observer: Connecting Fundamental Theory with Variability from Black Holes
2018 Dhabal, Arnab Connecting Molecular Clouds to Clustered Star Formation Using Interferometry
2017 Betancourt-Martinez, Gabriele Benchmarking Charge Exchange Theory in the Dawning Era of Space-Bourne High-Resolution X-ray Spectrometers
2017 Wilkins, Ashlee Atmospheric Characterization of Giant Exoplanets in Extreme Environments
2017 McAdam, Margaret Water in the Early Solar System: Mid-Infrared Studies of Alteration on Asteroids
2017 Smith, Krista Optical Time Domain and Radio Imaging Analysis of the Dynamic Hearts of AGN
2017 Avara, Mark Magnetohydrodynamic Simulations of Black Hole Accretion
2017 Toy, Vicki Gamma-Ray Bursts: Lighting Up the High-Redshift Universe
2017 Ballouz, Ronald Numerical Simulations of Granular Physics in the Solar System
2016 Jameson, Katherine Molecular Gas and Star Formation at Low Metallicity in the Magellanic Clouds
2016 Shimizu, Thomas The Star-Forming Properties of an Ultra-Hard X-ray Selected Sample of AGN
2016 Sheets, Holly A Statistical Characterization of the Atmospheres of Sub-Saturn Planet Candidates in the Kepler Archive
2016 Rizzo, Maxime BETTII: A Pathfinder for High Angular Resolution Observations of Star-forming Regions in the Far-infrared
2016 Cohen, Jamie Gamma-Ray Studies of Stellar Graveyards: Fermi-LAT Observations of Supernova Remnants and Spatially Extended Emission
2016 Olmstead, Alice An Assessment of Professional Development for Astronomy and Physics Faculty: Expanding Our Vision of How to Support Faculty's Learning about Teaching
2016 Capone, Jonathan Near-Infrared Instrumentation for Rapid-Response Astronomy
2015 Herrera Camus, Rodrigo Probing the Multiphase Interstellar Medium and Star Formation in Nearby Galaxies through Far-infrared Spectroscopy
2015 Storm, Shaye High-Resolution Imaging of Dense Gas Structure and Kinematics in Nearby Molecular Clouds with the CARMA Large Area Star Formation Survey
2015 McCormick, Alexander Dust and Molecular Gas in the Winds of Nearby Galaxies
2015 Chen, Che-Yu Formation of Magnetized Prestellar Cores in Turbulent Giant Molecular Clouds
2015 Fraine, Jonathan Diagnosing Clouds and Hazes in Exoplanet Atmospheres
2014 Kumar, Sidharth Applications of Advanced Statistical Methods in the Pan-STARRS1 Medium-Deep Survey
2014 Pasham, Dheeraj X-ray Time and Spectral Variability as Probes of Ultraluminous X-ray Sources
2014 Helgason, Kari The Cosmic Near-Infrared Background: From the Dark Ages to the Present
2014 Donaldson, Jessica Characterizing Young Debris Disks through Far-Infrared and Optical Observations
2014 George, Jithin A Comprehensive Study of the Outskirts of Galaxy Clusters Using Suzaku
2014 Lohfink, Anne Probing the Central Regions of AGN
2014 Polisensky, Emil Simulations of Small Mass Structures in the Local Universe to Constrain the Nature of Dark Matter
2013 Gersch, Alan Modeling Optically Thick Molecular Emission Spectra of Comets Using Asymmetric Spherical Coupled Escape Probability
2013 Skinner, Michael Aaron
(Ph.D. in Applied Math)
An efficient method for radiation hydrodynamics in models of feedback-regulated star formation
2013 Schwartz, Steve The Development and Implementation of Numerical Tools for Investigation into the Granular Dynamics of Solid Solar System Bodies
2013 DeCesar, Megan Using Fermi Large Area Telescope Observations to Constrain the Emission and Field Geometries of Young Gamma-Ray Pulsars and to Guide Radio Millisecond Pulsar Searches
2013 Krug, Hannah Neutral Gas Outflows and Inflows in Local AGN & High-z Lyman-alpha Emitters in COSMOS
2013 Gong, Hao Dense Core Formation and Collapse in Giant Molecular Clouds
2012 Jontoff-Hutter, Daniel Magnetic Field Effects on The Motion of Circumplanetary Dust
2012 Park, KwangHo Accretion onto Black Holes from Large Scales Regulated by Radiative Feedback
2011 Sorathia, Kareem
(Ph.D. in Applied Math)
Turbulent Transport In Global Models of Magnetized Accretion Disks
2011 Perrine, Randall N-body Simulations with Cohesion in Dense Planetary Rings
2011 Gill, Mike The Dynamics of Dense Stellar Systems with a Massive Central Black Hole
2011 Koss, Mike The Host Galaxies of Ultra Hard X-ray Selected AGN
2011 Hodges-Kluck, Edmund The Hot Atmospheres of X-shaped Radio Galaxies
2011 Bovill, Mia The Fossils of the First Galaxies in the Local Universe
2011 McDonald, Mike The Origins and Ionization Mechanisms of H-alpha Filaments in the Cool Cores of Galaxy Groups and Clusters
2010 Zauderer, Ashley An Analysis of the Environment and Gas Content of Luminous Infrared Galaxies
2010 Wei, Lisa A Study of Cold Gas and Star Formation in Low-Mass Blue-Sequence E/SOs
2010 Philpott, Catherine M. Three-Body Capture of Jupiter's Irregular Satellites and Resonant History of the Galilean Satellites
2010 Radeva, Yana Infrared Spectroscopy of Parent Volatiles in Comets: Chemical Diversity and a New Fluorescence Model for the Ethane n5 Band
2010 Teng, Stacy H. From Merging Galaxies to Quasars: The Evolution of Nuclear Activity in Luminous and Ultraluminous Infrared Galaxies
2009 LaVigne, Misty A Multi-Wavelength Study of Spiral Arm Substructure
2009 Lauberg, Vanessa Black Hole Dynamics and Gravitational Radiation in Galactic Nuclei
2008 Knight, Matthew Studies of SOHO Comets
2008 Winter, Lisa Extragalactic X-ray surveys of ULXs and AGNs
2008 Vernaleo, John C. Hydrodynamic Models of AGN Feedback in Cooling Core Clusters
2008 Mattson, Barbara J. A Decade of Rossi X-ray Timing Explorer Seyfert Observations: An RXTE Seyfert Spectral Database
2007 Kim, Ji Hoon Star Formation History of Low Surface Brightness Galaxies
2007 Chapman, Nicholas Dust Structure and Composition Within Molecular Clouds and Cores
2007 Shetty, Rahul Gas Kinematics and Dynamics: Spiral Structure and Cloud Formation in Disk Galaxies
2007 Brenneman, Laura W. A Spectral Survey of Black Hole Spin in Active Galactic Nuclei
2007 Kuzio de Naray, Rachel High Resolution Optical Velocity Fields of Low Surface Brightness Galaxies and the Density Profiles of Dark Matter Halos
2007 Zhang, Ke Resonant and Secular Orbital Interactions
2007 Chen, Jian Spatio-Temporal Dynamics of the Magnetosphere During Geospace Storm
2006 Walsh, Kevin Forming Binary Near-Earth Asteroids From Tidal Disruptions
2006 Mazzuca, Lisa Morphology, Star Formation, and Kinematics of Nuclear Rings
2006 Gultekin, Kayhan Growing Intermediate-Mass Black Holes with Gravitational Waves
2006 Pierce, Donna Formation and Destruction of CO in Cometary Comae
2005 Piontek, Robert Thermal and Magnetorotational Instability in the Interstellar Medium
2005 Yang, Yuxuan A Deep X-Ray Survey of the Lockman Hole Northwest
2005 Li, Jianyang Light Scattering Properties of Asteroids and Cometary Nuclei
2005 Fast, Kelly Mars Ozone Abundances From Infrared Heterodyne Spectra and Their Application to the Study of the Study of the Stability of the Martian Atmosphere
2005 Leinhardt, Zoe Planetesimal Evolution and the Formation of Terrestrial Planets
2004 Volgenau, Nikolaus Turbulence in Star Formation: Tracing Velocity Fields of Dense Cores
2004 Marshall, James A Large Survey for Very Low Surface Brightness Galaxies
2004 Rupke, David
(Ph.D. in Physics)
Outflows of Infrared-Luminous Galaxies: Absorption Line Spectroscopy of Starbursts and AGNs
2004 Baumgartner, Wayne Elemental Abundances via X-ray Observations of Galaxy Clusters and the InFOCUS Hard X-Ray Telescope
2003 Berendse, Fred Cosmic Ray Acceleration in Cassiopeia A and Grazing-Incidence Multilayer X-Ray Mirrors
2002 Miller, Scott The Nature and Origin of Diffuse Ionized Gas in Nearby Edge-on Spiral Galaxies
2002 Gibbons, Rachel Deviations of the Fundamental Plane and the Peculiar Velocity of Clusters
2002 Kim, Woong-Tae Giant Cloud Formation in Disk Galaxies
2002 Horner, Donald J. X-Ray Scaling Laws for Galaxy Clusters and Groups
2001 Shao, Xi Investigations of the Earth's Magnetosphere with Global MHD Simulations
2001 Lee, Chin Fei CO Outflows from Young Stars: Observations and Simulations
2001 Sheth, Kartik Molecular Gas Properties of Barred Spirals
2000 Woodney, Laura Chemistry in Comet Hale-Bopp and Hyakutake
2000 Kuntz, Kip Small-Scale Angular Variations in the Soft X-ray Background
2000 Miller, Kristen Numerical Study of Accretion and Accretion Disks
2000 Nagar, Neil Central Engines and Accretion Mechanisms in Low-Luminosity Active Galactic Nuclei
2000 Geier, Sven A Study of Cosmic-Ray Beryllium with the Isotope Magnet Experiment (ISOMAX)
1999 Zhang, Jie A Study of the Sun's Corona Using EUV and Radio Observations
1999 Fernández, Yan Physical Properties of the Nuclei of Comets
1999 Kundu, Arunav Hubble Space Telescope Observations of the Globular Cluster Systems of Early Type Galaxies
1998 Xu, Jianjun The Effect of Cooling on the K-H Instability in Astrophysical Jets
1998 Piner, Glenn Geodetic VLBI Observations of EGRET Blazars
1998 Cavallo, Robert Examining Abundance Anomalies in Globular Cluster Red Giant Stars
1998 Looney, Leslie
(Ph.D. in Physics)
Unveiling the Envelope and Disk: A Sub-Arcsecond Survey of Young Stellar Systems
1997 Colbert, Ed Large Scale Galactic Outflows in Seyfert Galaxies
1997 Thornley, Michele Dynamical Influences in Flocculent Galaxies. An Examination of Structure and Star Formation
1996 Regan, Michael Gas Flow in Barred Spiral Galaxies
1996 Braatz, James H2O Megamaser Emission in Active Galactic Nuclei
1996 Gallimore, Jack The Enigmatic Seyfert Nucleus of NGC 1068 Implications for the Central Engine and Unifying Schemes
1996 Gruendl, Robert Spiral Structure and Global Star Formation Processes in M51
1995 Helfer, Tam The Distribution and Role of Dense Molecular Gas in the Centers of Galaxies
1995 Peng, Yuan A High Resolution Study of the Sagittarius B2 and W33A Massive Star Forming Regions
1995 Rho, J An X-Ray Study of Composite Supernova Remnants
1995 Chan, Kin Wing Spectrophotometric Studies of the Galactic Center
1994 Mulchaey, John Observational Tests of the Unified Model for Seyfert Galaxies
1994 Pound, Marc Proto-Brown Dwarfs
1994 Miyaji, Takemitsu X-Ray Emission as a Tracer of the Large Scale Distribution of Matter
1994 McMullin, Joseph High Resolution Study of the Circumstellar Physical and Chemical Environments of Nearby Young Stellar Objects
1994 Davis, David X-Ray Substructure in a Flux-Limited Catalog of Clusters of Galaxies
1993 Weaver, Kimberly The Complex Broad Band X-Ray Spectra of Seyfert Galaxies
1993 Vasquez, Bernard Nonlinear Wave Packet Evolution in a Dispersive Plasma: Application to Rotational Discontinuities
1993 Phookun, Bikram A Study of One-Armed Spiral Galaxies
1992 Lisse, Carey
(Ph.D. in Physics)
Infrared Observations of Cometary Dust by COBE
1992 Giovanoni, Peter The Effects of Relativistic Neutrons on Nonthermal Models of Active Galactic Nuclei
1992 Christian, Damian Spectral and Temporal Behavior of Low Mass X-Ray Binaries Observed with the Einstein SSS and MPC and the Broad Band X-Ray Telescope
1992 Butler, Paul Pushing the Limit: Precision Radial Velocities, Techniques and Applications
1992 Nath, Biman Energetic Events in the Early Universe
1992 Samarasinha, Nalin Temporal and Spatial Inhomogeneities in Comets
1991 Hewagama, Tilak An Infrared Polarimetric Study of Sunspots
1990 Henning, Patricia A Study of a 21-Cm-Selected Sample of Galaxies
1990 Briley, Mike Carbon and Nitrogen Abundance Variations Among Galactic Globular Cluster Stars
1990 Black, Martin T. Analysis of gravity and topography on Earth and Venus: Comparisons of lithospheric and sublithospheric processes
1989 Armus, Lee An Optical Investigation of Powerful Far-Infrared Galaxies
1989 Hoban, Sue Comet Halley: An Optical Continuum Study
1988 R. J. MacDowall Kilometric Type II Radio Bursts and Interplanetary Transients
1988 T. J. Sodrowski The galactic large-scale far-infrared emission observed by IRAS: Implications for the morphology, physical conditions, and energetics of dust in the interstellar medium
1988 E. P. Smith Multicolor Surface Photometry of Powerful Radio Galaxies
1987 H. Karimabadi The physics of wave-particle interaction with applications to astrophysics
1987 N. Kassim The Galactic Plane at 30.9 MHz
1987 S. A. Baum Extended Optical Emission Line Gas in Powerful Radio Galaxies
1987 R. S. Sopka Mass Loss from Evolved Stars
1986 L. A. Magnani Molecular Clouds at High Latitudes
1987 J. T. Bonnell Spectroscopic determinations of surface gravities of giant stars, and ultraviolet observations of RR Lyrae and X Arietis
1986 R. B. Hindsley An Investigation of Cepheid Variable Stars Using Hydrostatic Model Atmospheres
1986 T. N. LaRosa The Propagation of an Electron Beam through the Solar Corona
1985 J. G. Stacy The Development of the Goddard Compton Gamma-Ray Telescope and Neutral Hydrogen Observations Towards the Puppis Window of the Galaxy
1985 G. H. Kaplan The Earth's Nutational Motion Determined From Radio Interferometry
1985 S. F. Fung Radiation from Nonlinear Coupling of Plasma Waves
1985 M. Bobrowsky Numerical Hydrodynamic Models of Planetary Nebulae
1985 S. B. Kraemer The Effect of Dust in the Emission Line Gas of Seyfert 2 Nuclei
1985 M. J. Henriksen The Physical Characteristics of the X-Ray Emitting Gas in Clusters of Galaxies and Constraints on Dark Matter
1985 S. Ghosh The Onset of Alfvenic Turbulence
1983 D. G. Schleicher The Fluorescence of Cometary OH and CN
1983 J. P. Norris A study of the temporal and spectral characteristics of gamma ray bursts
1982 S. Krishnaswamy Formation of Dust Lanes in Spiral Galaxies by Radiation Pressure
1981 B. A. Williams The Distribution and HI Properties of Spiral Galaxies in the Direction of the Coma/1367 Supercluster
1981 M. H. Moore Studies of Proton Irradiated Cometary-Type-Ice Mixtures
1981 J. S. Ulvestad Radio Emission and the Forbidden Line Region of Seyfert Galaxies.
1981 R. J. Hanisch Radio Halo Sources in Clusters of Galaxies
1980 W. T. Vestrand On the Role of Cosmic Ray Protons in Two Types of Extragalactic Objects
1980 J. D. McKee X-Ray Clusters of Galaxies
1980 J. T. Karpen On the Origin of Multiply-Impulsive Emission from Solar Flares
1980 A. Manduca The Chemical Abundances and Physical Parameters of RR Lyrae Stars.
1980 C. Y. Cheung The Effects of CNO Abundance Variations and Detailed Boundary Conditions on the Evolution of Globular Cluster Red Giants
1980 P. E. Angerhofer A Morphological Study of Two Unusual Galactic Supernova Remnants
1979 R. P. Sinha Kinematics of HI Near the Galactic Center
1979 G. S. Rossano The Morphology of the Monoceros II and Cepheus IV Star Formation Regions
1979 P. A. Marionni Nebular Diagnostics Indicative of the Evolutionary History of Planetary Nebulae
1978 W. S. Gilmore Radio Continuum Interferometry of Dark Clouds. A Search for Newly Formed HII Regions
1977 L. J. Kaluzienski
(Ph.D. in Physics)
Studies of Transient X-ray Sources with the Ariel 5 All-Sky Monitor
1977 R. A. Perley A Study of a Technique of Pencil Beam Synthesis with a Line Aperture and Its Use in Mapping Giant Radio Galaxies
1977 K. R. Nicolas The application of Si III line intensity ratios to determine the solar transition zone density and pressure
1977 R. H. Cornett The Interaction of Supernova Remnants and Interstellar Clouds Containing Carbon Monoxide
1977 J. B. Carlson Radio Interferometric Investigations of Compact Components in Active Spiral and Seyfert Galaxy Nuclei
1977 L. L. Ma-Sung A Study of the Propagation and Intrinsic Characteristic of Flare-Associated Particle Events
1977 D. Lengyel-Frey Titanium Oxide in Cool Stellar Atmospheres
1977 H. V. Frey Crustal Evolution in the Early Earth: Basin-forming Impacts, Crustal Dichotomy, and Plate Tectonics
1977 P. F. Bowers The Galactic Distributions and Kinematics of the Unidentified Type II OH/IR Stars
1977 C. E. Alissandrakis Six Centimeter Wavelength Observations of Solar Active Regions and Bursts with 6 Arc-Seconds Resolution
1976 L. K. Hutton Fine Structure in 3C 120 and 3C 84
1976 B. C. Brown The Orbits of the Galilean Satellites of Jupiter
1976 P. E. Hardee The Generation of Pulsed Emission from Rotating Neutron Stars by Plasma Streaming Instabilities
1976 J. J. Cowan Nucleosynthesis in Red Giant Stars
1976 P. D. Jackson Galactic Structure and Kinematics in the Centaurus Region of the Milky Way
1976 L. A. Dreiling Model Atmospheres for Sirius and Procyon
1975 R. E. Clegg Carbon and Nitrogen Abundances in F and G-Type Stars
1975 G. L. Mader The Relative Positions of the OH and H2O Astrophysical Masers
1975 A. S. Milman Carbon Monoxide Emission from Interstellar Dust Clouds
1975 R. H. Becker High Resolution Radio Observations of Supernova Remnants
1974 A. H. Karp Hydrodynamic Models of a Cepheid Atmosphere
1974 N. R. Vandenberg Meter-Wavelength Observations of Pulsars Using Very-Long-Baseline Interferometry
1974 E. J. Grayzeck Investigation of the Spiral Structure of the Crux-Centaurus Circinus-Norma Region of the Milky Way by Means of Long-Period Cepheids
1974 J. M. Luhmann Balloon observations of low energy electrons and the solar modulation of cosmic rays in interplanetary space
1974 S. L. Knapp A Description of the Cassegrain Amplitude Interferometer and disk Diameter for Five Late-Type Giant Stars
1974 G. L. Hammond The Chemical Composition and Effective Temperatures of Metallic Line White Dwarfs
1974 T. E. Gergely Decameter Storm and Type IV Radiation
1973 M. R. Viner A 26.3 MHz Radio Source Survey with an Absolute Flux Scale
1973 R. A. LeFande Atmospheric Absorption and Emission of Microwave -Radiation
1973 B. M. Krupp A New Analysis of the System of CH and the Carbon Twelve/Carbon Thirteen Ratio in Arcturus
1973 W. L. Upson CNO Abundances in the Sun and Arcturus and the 12C/13C Ratio in Arcturus
1973 T. Velusamy Polarization of Supernova Remnants at Centimeter Wavelengths
1973 T. B. Kuiper An Analysis of Type III Burst Positions
1972 R. K. Riddle A Study of a Region in Monoceros
1972 J. G. Lyon Thermal Stability in Planetary Nebulae
1972 S. Y. Liu Fine Structure of the Solar Chromosphere
1972 J. W. Fowler Line-Blanketed Model Stellar Atmospheres Applied to Sirius
1972 F. J. Ahern A Polarization Fourier Spectrometer: Design, Construction and Astronomical Observations
1972 R. B. Tully The Kinematics and Dynamics of M51
1972 J. R. Fisher Design Tests of the Fully Steerable, Wideband, Decametric Array at the Clark Lake Radio Observatory
1972 G. R. Knapp High Frequency Resolution HI Line Observations of Interstellar Dust Clouds
1972 R. H. Harten A Study of Neutral Hydrogen Gas Motion Within Spiral Arms and in the Local Region
1971 W. T. Sullivan Microwave Radiation of Water Vapor in Galactic Sources
1971 D. M. Gottlieb Abundances in K Giant Stars
1971 A. Sandquist Lunar Occultations of the Galactic Center Region in HI, OH and CH2O Lines
1971 T. Kelsall Multi-Color Photometry of Supergiants and Cepheids
1971 D. Chesters The Dispersion of Gravitational Radiation
1970 D. K. Yeomans Non-gravitational Forces Affecting the Motion of Comet Giacobini-Zinner
1970 J. D. Curtis A Modification of the Brown-Shook Method Based on Lie Series
1970 W. M. Cronyn Radio Scattering in the Interplanetary Medium
1969 E. C. Silverberg Interplanetary Dust Streams. Observation by Satellite and Lidar
1969 D. J. Mullan The Structure of Hydromagnetic Shocks in Regions of Very Low Ionization
1969 D. R. Branch Solar Magnesium Isotopic Abundance Ratios
1968 P. A. Henderson Large Scale Structure of the Neutral Hydrogen in the Galaxy
1968 R. A. Williamson A Study of Radial Velocities in Diffuse Emission Regions Using a Fabry-Perot Interferometer
1968 B. F. Smith Dynamical Relaxation in Galaxy Formation
1968 J. J. Rickard Optical and Radio Evidence of Large-Scale Peculiar Motions in the Cas-Per Arm
1967 T. S. Smith The Lyman Series of Ionized Helium in the Extreme Ultraviolet Solar Spectrum
1966 Riegel, Kurt W. 21-cm Line Observations of Small Diameter Galactic HII Regions

Departamento de Astronomía, Universidad de Maryland
College Park, MD 20742-2421
Teléfono: 301.405.3001 FAX: 301.314.9067

Los comentarios y las preguntas pueden dirigirse al Webmaster.
Accesibilidad web